1.Introducción

2.Poniendo a punto la fertilización:

3.¿Qué pasa si lo llevamos al lote?

4. ¡¡¡Y si le ponemos números!!!

5. Conclusiones

  • La fertilización con N permitió aumentar la cantidad y calidad de la MS/ha.
  • El incremento en la eficiencia de conversión se tradujo en una mayor productividad (kg de leche/ha), esto posibilitó maximizar los ingresos económicos por unidad de superficie.
  • Si bien las magnitudes de respuesta al agregado de N dependerán de cada lote y planteo productivo, intensificar la producción haciendo un uso correcto de los nutrientes se convierte en una inversión y no en un gasto.
  • La coherencia entre los resultados obtenidos en micro y macroparcelas nos alientan a seguir trabajando en esta línea de investigación que une la base científica con la realidad de los productores.

6. A largo plazo…

En la generalidad se habla que cuando se fertiliza un maíz destinado a silaje los requerimientos nutricionales son similares a los de grano, pero debemos tener en cuenta que, al picar la planta entera, la exportación de nutrientes a través de la materia seca es mayor que si sólo se cosecha grano, de esta manera los retornos al sistema suelo son menores y se acentúa el balance negativo de nutrientes causado por la agricultura. Aquí radica la importancia de fertilizar, que, junto con otras prácticas agrícolas como la rotación de cultivos, uso de enmiendas orgánicas, cultivos de servicios, etc, permiten la sustentabilidaddel sistema a largo plazo.

kws_ar_majejo_largo_f8.jpg