Celebreeding. El aporte del mejoramiento genético en el cultivo de maíz

KWS Argentina se encuentra celebrando 15 años de mejoramiento genético en el país. Con motivo de este aniversario, el próximo jueves 5 de noviembre la firma realizará un evento virtual donde presentará cuál fue la evolución de su genética en este período, y cuál será el aporte de los nuevos híbridos.

Bajo el título de “Celebreeding”, el semillero de origen alemán se encuentra desarrollando un ciclo de acciones conmemorando 15 años de breeding en Argentina. “Es necesario tener programas de mejoramiento para desarrollar genética adaptada a las nuevas realidades, no sólo a las decisiones agronómicas de los productores, sino también a la evolución del ambiente, buscando superar limitaciones como por ejemplo nuevas enfermedades, insectos, nuevas demandas del mercado, entre otros”, aseguró el Ing. Agr. M.Sc, Federico Larrosa, Gerente de Marca y Producto de KWS Argentina.

El mejoramiento es un trabajo constante y de largo plazo, ya que la obtención vegetal de híbridos es un proceso muy complejo, que demora aproximadamente más de 6 años desde su inicio hasta llegar a la comercialización de un nuevo material. “Todos los años casi 10.000 híbridos nuevos son evaluados, para que, al final del proceso, sólo 1 llegue al mercado” afirmó Larrosa.

Con motivo de la celebración, entre otras actividades, KWS estableció una red nacional de ensayos con los primeros híbridos de su programa, híbridos comerciales actuales y precomerciales con referentes académicos del cultivo de maíz en distintas regiones del país. Una actualización para el manejo en cada uno de los ambientes y los resultados obtenidos serán presentados el próximo jueves 5 de noviembre en una jornada virtual que se realizará en la plataforma Eventum.

Un destacado equipo de profesionales presentará cómo fue el progreso genético en estos primeros 15 años. Los doctores Aníbal Cerrudo (UNMdP) y Luis Bertoia (UNLZ) presentaron los resultados de incremento en potencial de rendimiento para materiales de grano y silo, respectivamente. A continuación, los doctores Lucas Borrás (UNR) y Gabriel Espósito (UNRC) presentaran sus investigaciones en estabilidad de rendimientos. Para finalizar, se presentará el progreso obtenido en términos de sanidad por parte del Dr. Roberto de Rossi (UNCC).

“Los resultados de estas evaluaciones serán presentados en el evento virtual, pero como adelanto podemos decir que, por ej., obtuvimos con la nueva genética, rindes en ambientes sin limitantes de 20.000 kg de grano/ha en Balcarce y en ensayos de silaje logramos rendimientos de 40.000 kg de leche/ha”, agregó Larrosa.

“En KWS trabajamos día a día para establecer relaciones de valor con los productores, y es por ello que originalmente estas actividades estaban pensadas para hacerse de forma presencial a campo, como solemos hacerlo. Sin embargo, nos adaptamos al contexto actual para continuar acercándoles a los productores información de relevancia para la toma de decisiones, y en este sentido los invitamos a todos a seguirnos en Instagram y Facebook para participar de las diversas actividades de Celebreeding”, concluyó el Gerente de Marca y Producto de KWS Argentina.

Mejoramiento local

El primer programa de mejoramiento genético de KWS Argentina se estableció en el año 2005 en la localidad bonaerense de Chivilcoy, en la búsqueda de híbridos que tengan potencial y estabilidad de rendimiento. Con el pasar del tiempo, y con el objetivo de dar respuesta a los desafíos que representan para los productores las siembras tardías, se lanzó el segundo programa instalado en el norte de Córdoba para mejorar el comportamiento sanitario.

Sobre KWS

KWS es una de las empresas líderes en el mundo de mejoramiento genético. En el ejercicio fiscal 2017/18, 5.147 empleados en 70 países generaron unas ventas netas de 1.068 millones y un beneficio antes de intereses e impuestos (EBIT) de 133 millones de euros. KWS, una empresa caracterizada por su titularidad familiar, lleva trabajando de forma independiente desde hace más de 160 años. Su trabajo se centra en el mejoramiento genético, y en la producción y venta de semillas de maíz, remolacha, cereales, colza y girasoles. KWS trabaja para mejorar de forma continua la producción y la resistencia a enfermedades, pestes y al estrés abiótico. Con ese objetivo, durante el último ejercicio fiscal, la empresa invirtió 198 millones en investigación y desarrollo, lo que equivale al 18,5 por ciento de sus ventas netas.

*Los datos ofrecidos no incluyen los ingresos de las empresas en participación AGRELIANT GENETICS LLC., AGRELIANT GENETICS INC. y KENFENG – KWS SEEDS CO., LTD.

Florencia Cerutti
Florencia Cerutti
Especialista de Comunicación
Enviar correo electrónico
CONTACTO