Productos biológicos: Existen bacterias útiles que protegen de las plagas y pueden mejorar el rendimiento

14 de diciembre de 2017; tiempo de lectura: 3 minutos

Las bacterias son los seres vivos más extremistas. Viven en aguas calientes a 100 grados centígrados, envueltas de ácidos fuertes o en fuentes sulfurosas del fondo del mar. Y también en algunas variedades de semilla de remolacha azucarera de KWS.

Las bacterias beneficiosas se adhieren a todas las semillas de ciertos lotes, después de recibir un tratamiento especial. "No se trata de una coincidencia, sino del resultado de procesos selectivos durante la pildoración y el tratamiento de las semillas, así como de mucho trabajo de investigación", dice Ralf Tilcher. Es el responsable del grupo de trabajo interdisciplinar "Productos biológicos" de KWS. "En años secos y en suelos marginales, las bacterias pueden hacer aumentar el rendimiento". En vista de estos éxitos, las bacterias podrían, por tanto, utilizarse en el futuro en incluso más variedades de remolacha azucarera.

Las bacterias como valiosas ayudantes

Las bacterias se han convertido en valiosas ayudantes de KWS y de los agricultores, debido a que estos organismos beneficiosos han desarrollado incontables capacidades en el curso de la evolución. Fijan el nitrógeno del aire o producen hormonas de crecimiento vegetal. Después de una larga serie de experimentos, Tilcher y sus colaboradores están empleando una combinación de diferentes cepas de bacterias, que luego incorporan en la semilla pildorada de remolacha azucarera de color naranja tras una encapsulación especial.

Servicial ejército de mil millones de soldados

Después de la siembra, en el suelo húmedo, estas bacterias beneficiosas se multiplican muy rápidamente hasta llegar a mil millones de ayudantes y ejercen su efecto positivo. Gracias a que son tantas, ocupan todo el entorno del lecho de siembra y la raíz en crecimiento con mucha más rapidez que los microbios competidores, que suelen ser dañinos para las plantas.

Muchas ventajas

Esto tiene varias ventajas: En primer lugar, las bacterias beneficiosas ocupan el mismo lugar en las semillas y las raíces. Las plagas disponen de menos nutrientes. Asimismo, las bacterias pueden fabricar productos metabólicos que proporcionan a las plántulas protección contra el frío, la sequía, el alto contenido de sales del suelo o los hongos dañinos. Por último, aparte de las conocidas bacterias nodulares de las leguminosas, existen otros microorganismos que fijan el nitrógeno y, por lo tanto, facilitan una fuente de nutrientes adicional a la planta.

Grupo de trabajo interdisciplinar

Tilcher ha estado trabajando en este tema durante muchos años, al que se ha denominado Productos biológicos. Knapp afirmó: "Ayudamos a las plantas con bacterias beneficiosas". "Ayudamos", en plural, porque somos un grupo de trabajo con expertos de varias áreas de KWS. La investigación y la industria en todo el mundo actualmente están muy activas en cuanto al desarrollo y la comercialización de productos biológicos (así como de bacterias y hongos); la búsqueda sistemática y el análisis de este tipo de productos y enfoques adecuados para KWS es una de las tareas principales del equipo. Tilcher y sus compañeros no pueden revelar qué bacterias han resultado un éxito: KWS no es la única empresa que ha descubierto el potencial de los microorganismos para obtener un mayor rendimiento.

Continúa la tendencia hacia menos productos químicos

Durante muchos años, uno de los motores del grupo interdisciplinar ha sido la tendencia ininterrumpida hacia el uso de menos productos químicos en el campo. La sociedad, los políticos y las autoridades están pidiendo alternativas a los productos químicos para proteger las semillas y las plantas en general. "Esta presión social hace años que está creciendo", observa Tilcher. Desde hace bastante tiempo, algunos productos químicos importantes en el tratamiento de las semillas de maíz y de colza ya no están autorizados; también existen restricciones para la remolacha azucarera. Sin embargo, KWS quiere continuar ofreciendo a los agricultores las mejores variedades. La empresa, independiente y de propiedad familiar, está investigando múltiples estrategias prometedoras, incluidos los productos biológicos.

Herramientas alternativas

Las bacterias son una herramienta alternativa, ya que poseen un potencial biológico aparentemente inmenso. En su tesis doctoral, hace más de 20 años, Tilcher ya investigó qué microorganismos protegían las vides de hongos agresivos. Hace años que continúa este estudio en el tratamiento de semillas en KWS. Los primeros obstáculos comerciales se han superado: En Rusia y Serbia, algunos de los clientes más importantes están cultivando semillas de remolacha azucarera tratadas. Con éxito: "En suelos marginales y en condiciones de estrés por sequía, el rendimiento en 2014 y 2015 fue significativamente mayor que en las plantas sin bacterias gracias a esta mezcla bacteriana", dice Tilcher.

Volver a la página principal de "World of Farming"

Su contacto

CONTACTO